MUERE EL MISIONERO PEDRO M. SALADO TRAS SALVAR A 7 NIÑOS

DELEGACIÓN MISIONES CÁDIZ Y CEUTA / RELIGIÓN DIGITAL

INICIO

ÚLTIMA HORA: EL FUNERAL DEL MISIONERO LO PRESIDIRÁ EL OBISPO EN CHICLANA

  • Era natural de Chiclana de la Frontera (Cádiz)
  • Tenía 43 años y dirigía un hogar-escuela en Ecuador

El pasado domingo 5 de febrero falleció el hermano Pedro Manuel, de 43 años, tras salvar la vida de siete niños que habían sido arrastrados por el mar.

Según informan desde la diócesis de Córdoba, el pasado domingo 5 de febrero falleció el misionero Pedro Manuel Salado, de 43 años, tras salvar la vida de siete niños que habían sido arrastrados por el mar en una playa cercana a la misión de Quinindé, en Ecuador. Pedro Manuel pertenecía a la Familia eclesial Hogar de Nazaret, fundada por María del Prado Almagro

El hermano Pedro se consagró al Señor en el año 1990 y hasta 1998 vivió en el Hogar de Nazaret de Córdoba. En este año fue destinado a la misión que el instituto tiene en Quinindé (Ecuador).

Y allí ha servido al Señor, y a los niños desamparados dirigiendo un Hogar y la Escuela-Colegio Sagrada Familia de Nazaret, con una entrega reconocida por aquellos que lo conocían y habían convivido con él.

Al conocer la noticia el obispo de Esmeraldas, el español Mons. Eugenio Arellano, afirmaba que “el hermano Pedro murió como vivió” entregado a Dios y a los niños.

Anuncios

7 pensamientos en “MUERE EL MISIONERO PEDRO M. SALADO TRAS SALVAR A 7 NIÑOS

  1. Que bonito es dar la vida por los demas,y si ademas son niños mejor recompensa.Seguro que hoy esta a la derecha del SALVADOR.Que disfrutes en el Paraiso,Chiclanero bueno.

  2. Para Pedro, que descanse en paz y tranquilo, porque con lo que ha hecho puede descansar en paz porque ha salvado a 7 niños.Yo creo que Pedro tuvo un momento de pensar que si se salvaba él o a los niños, y él pensó en los niños. Seguro que Pedro tuvo que ser una gran persona, por ser tan generoso, porque él no pensó en él, sino en los niños.

    Una abrazo enorme a sus familiares y amigos, y espero que al igual que ha pasado en clase de religión sirva de ejemplo para muchas vidas.

    GRACIAS PEDRO.

  3. Hola, soy un alumno del colegio La Salle San José de Chiclana, y me ha parecido una triste noticia … Yo antes no sabía quién era Pedro, pero ahora que se quién es, me ha parecido que era una grandísima persona , y pienso que él ha muerto haciendo lo que más le gustaba que era ayudar a las personas, por eso creo que él ha muerto feliz, por haber salvado a 7 personas en vez de salvarse él.

    Mando mucho animo a su familia y amigos, y les doy la enhorabuena por haber conocido a alguien tan especial como Pedro. Un abrazo .

  4. Desde Quinindé, cantón de la Provincia de Esmeraldas en Ecuador.
    Estimado Hermano Pedro Manuel Salado de Alba, quienes fuímos afortunados de conocerte, trabajar juntos en la escuela, el colegio al dirigirla como Coordinador general y también como amigo. Te doy las gracias por todo el bien y las obras que dejastes. Tu ejemplo de vida, tu carácter y personalidad la recordaremos por siempre. Ser humano sencillo pero con un enorme corazón para amar a los niños. Misionero de acción, no de palabras. GRACIAS POR TU ENTREGA A LA EDUCACIÓN EN QUININDÉ, POR LA FORMACIÓN ESPIRITUAL QUE NOS DISTES EN LOS JUEVES ESPIRITUALES. Quiero expresar que siempre lo tendremos presente en nuestras mentes y corazón. Descansa en Paz y hasta pronto amigo.

  5. Pedro un ángel ya; tus hijos del hogar extrañaran tu presencia, dedicación y los fortaleciste con tu valentía, dar la vida.
    Gracias por la acogida en Quininde – Ecuador, junto a las hermanas del Hogar, desde Chepén – Perú, Hno. Pedro descansa en Paz.

  6. De todo corazon que orgulloso y que honrado de haber tenido un amigo como el Hermano Pedro,

  7. Quién diría que aquel hermano que le encantaba sonar las cuerdas de una guitarra se ganaría muy pronto el respeto, cariño y sobre todo hoy que ya no está junto a nosotros nos dejas un vivo ejemplo de lucha de vocación al servicio de las personas que más lo necesitan., ahora solo me queda mirar al cielo y dar gracias a Dios por haber permitido que una persona como con tantas virtudes compartiera momentos importantes en nuestras vidas. Segura estoy que vivirás en cada corazón de las personas a las que un día alentaste con una palabra, una sonrisa o simplemente una mirada.
    Fuiste un padre, un hermano, un amigo esa persona especial que todos necesitamos conocer no hay palabras para explicar el amor que sentías al prójimo cada vivencia compartida serán inolvidables para mí por eso Dios hoy te debe tener sentando en ese lugar especial que un día reservo para ti la Gloria junto al Padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s