LOS CURAS TAMBIÉN EJERCEN EN VERANO

CARLOS CORRALES / EUROPA SUR

INICIO

  • Los párrocos de Algeciras explican qué supone la época estival en la actividad de sus templos
  • Desde la pastoral juvenil se realizan numerosos campamentos, convivencias y campos de trabajo y ayuda social
El párroco de San Antonio, Rafael Moreno Ruiz, en su despacho. Foto: Europa Sur

El párroco de San Antonio, Rafael Moreno Ruiz, en su despacho. Foto: Europa Sur

El verano es un tiempo que tradicionalmente ha sido de vacaciones, pero ahora la crisis económica ha afectado a la mayoría de los ciudadanos, por lo que muchos no tienen ni tiempo para descansar. Tampoco los sacerdotes. Igualmente, Cáritas no puede dejar de actuar y la atención a enfermos y la administración de sacramentos tampoco.

Hace varios años los párrocos solían reservarse algunos días de descanso, para reposar, meditar y “cargar las pilas” para el curso siguiente. Para ello, le pedían al responsable de un templo vecino que se encargara de la parroquia durante su ausencia. Sin embargo, los tiempos difíciles marcan la actualidad. Muchos se resisten a abandonar, aunque sea durante muy pocos días, sus parroquias, otros simplemente no pueden. El verano es una época en la que aumenta el número de bodas, se suceden peregrinaciones o viajes a santuarios marianos de los feligreses, y los grupos de niños y de jóvenes realizan sus campamentos y campos de trabajo social. Eso sí, durante este tiempo no hay catequesis -empiezan a prepararse en septiembre-, ni tampoco se reúnen los distintos consejos pastorales.

El padre Yelman, encargado de la parroquia Santa María de El Saladillo, es uno de los sacerdotes que ha optado este año por no tomarse ningún día de descanso. Expone a este diario, brevemente, las actuaciones que se están llevando a cabo durante el verano en su barriada. Entre ellas subraya la labor de Cáritas que declara que “no puede parar”, ni en verano, ni en ninguna otra estación del año. Asimismo, determina, que al igual que en otros lugares, en la época estival se produce un aumento de bodas, desde comienzos de junio -cuando terminan las comuniones- hasta finales de septiembre. La atención en el despacho parroquial también continúa en verano. En este caso de lunes a viernes, desde las 17:00 hasta las 21:00 horas.

“Las parroquias no cierran en verano”, dice el padre Yelman. En cuanto a la pastoral juvenil en estos meses, el grupo scout de la parroquia, que como dijo Yelman cuenta con unos 115 niños y jóvenes, se fue de campamento la primera semana de julio a Jimena de la Frontera.

Por su parte la parroquia de San García también tuvo su campamento de verano. El padre José Carlos manifiesta que la atención en el despacho sigue, al igual que la administración de sacramentos y el servicio de Cáritas. En San Antonio, frente a los juzgados, el párroco Rafael aclara que la situación es parecida a la de los otros dos templos. También “hay actividades para los acólitos” (monaguillos). Suelen ir todos los años desde esta parroquia un día al parque de atracciones Isla Mágica. Como dijo el presbítero, cualquier joven que lo desee puede ayudar en las misas, “sino sabe aquí le enseñamos”, apunta Rafael. Además en San Antonio en verano “se hace alguna barbacoa con los grupos de jóvenes”, señala el párroco.

Desde el templo de Las Colinas unos 40 fieles partirán el 5 de septiembre al Santuario de Lourdes. El párroco Juan José Marina explica que lo realizan anualmente y entre las actividades con los jóvenes destaca el grupo de trabajo You Cat que se lleva a cabo a nivel de arciprestazgo.

La situación cambia un poco en la iglesia de la Palma. Hay más bodas, se siguen administrando los sacramentos, el despacho permanece de 19:00 a 21:00 horas abierto -se entra por la calle Ventura Morón-, pero no hay actividades con los jóvenes. El sacerdote Jesús Casado, responsable del templo, arguye que no hay colegios cerca y que, por ello, “la juventud es la asignatura pendiente” de la Palma.

Finalmente, el presbítero trinitario Manuel, párroco del templo de San José Artesano y director espiritual del centro penitenciario Botafuegos, señala las actividades. En prisión durante los sábados se sigue administrando los sacramentos y los voluntarios continúan yendo. En la parroquia Santísima Trinidad han tenido dos convivencias de la pastoral juvenil. Por un lado los mayores fueron en julio a un campo social para realizar labores de voluntariado, y por otro lado los más pequeños participaron de un campamento en un santuario mariano durante la tercera semana de julio. Avisa que desde Cáritas están disponibles para cualquier urgencia que pueda surgir en la zona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s