Pasión y claveles rojos en el Vía Crucis de los Niños

Juanjo Oliva / El Faro de Ceuta

INICIO

Foto: El Faro de Ceuta

Foto: El Faro de Ceuta

La Parroquia de San José albergó ayer este acto en el que los pequeños feligreses portaron en una parihuela a Nuestro Padre Jesús de la Salud.

“También nosotros tenemos que despojarnos de nuestras vestiduras porque muchas veces llevamos ropa de marca que cuesta mucho dinero. La ropa de Jesús se la sortearon entre los soldados. A veces, nuestra ropa la hacen niños del Tercer Mundo que dejan de ir a la escuela para ganar dinero. Después, no tienen ni dinero ni educación. Basta ya de lujos”, trasladó ayer a los feligreses de la Parroquía de San José un niño desde el altar. Este menor dio lectura a la décima estación con motivo del II Vía Crucis Infantil y Juvenil que reunió a un gran número de devotos que acompañó a sus hijos a este evento religioso que se desarrolló solo en el interior de la Iglesia.

Una vez finalizada la Eucaristía de las 19:30 horas, los pequeños en parejas en función de su altura y con edades similares “se turnaron para portar sobre sus tiernos hombros infantiles” la imagen de Cristo de unas dimensiones y peso proporcionales a sus estaturas. De este modo, se estableció una semejanza entre la parihuela portada por los niños y el Calvario de Jesús.

Como novedades respecto al año pasado, explicó Jacobo Díaz Portillo, feligrés de San José, “desde el punto de vista externo le hemos puesto unos faldones, hemos vestido de blanco al Cristo y hemos colocado a sus pies unos claveles rojos para que se asemeje más a un Vía Crucis cofrade infantil”.

Los pequeños llevaron el paso en andas, como se trasladaba antiguamente, para que puedan participar en el Vía Crucis y oír el texto que sus compañeros pronunciaron desde el altar, es decir, “ser un testigo más de la Pasión de Cristo”, comentaron los asistentes. “Si enseñas a rezar a los más pequeños y le motivas para que lleven la parihuela es como si ellos cargaran con las cruces de cada día recordando los pasos de Jesús hasta su muerte en la Cruz”, explicaron.

Jaime y José Antonio, veteranos de Nuestro Padre Jesús de la Salud ya que también estuvieron en 2012, confesaron que se sentían un “poco nerviosos y emocionados” porque es un momento “muy especial” para ellos.

Esta apuesta por y para la juventud ceutí ya ha tenido eco en otras parroquias que organizan actos similares dedicados a los más pequeños, “no solo por la Semana Santa y las Cofradías, sino también por el futuro de la Iglesia”, apuntó Díaz Portillo. “Si Dios quiere, lo haremos más años”, concluyó.

El contenido de las 14 estaciones que leyeron los menores estuvo adaptado a su edad para que ellos sean los auténticos protagonistas, explicaron los feligreses. Los pequeños parroquianos pronunciaron de forma voluntaria los textos preparados por la comunidad para esta ocasión.

Miguel Tenorio, párroco de San José, explicó que los cristianos tienen que “dar testimonio con obras, hechos y cultos” y, en este tiempo de Cuaresma, “los más jóvenes también tienen que conocer qué hizo Jesús por nosotros y cuánto sufrió para salvarnos del pecado”. Tras el acto, repartieron estampitas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s