El Obispado de Cádiz comienza a poner en práctica la visita libre a sus templos

P-M. Durio / Diario de Cádiz

INICIO

  • La Iglesia diocesana de Cádiz y Ceuta está adaptando ya sus propiedades
  • No todas las iglesias BIC exige un precio a los que las quieran visitar
  • La recaudación se destina íntegramente a realizar intervenciones de rehabilitación, conservación y mejora del edificio

interior catedral

En el mes de febrero, la comisión mixta de la Junta de Andalucía y los obispos de la Iglesia Católica de Andalucía forman para el patrimonio cultural abordó la necesidad de que los edificios declarados Bien de Interés Cultural, aquellos que no teniendo la declaración sí dispongan de expediente incoado, o en los que la administración autonómica haya intervenido en rehabilitaciones o restauraciones mediante subvención o financiación económica tenían que cumplir con la directriz de la Ley de Patrimonio y permitir que los ciudadanos tengan acceso libre a estos edificios al menos cuatro días al mes. Y en base a ello, la Iglesia diocesana de Cádiz y Ceuta está adaptando ya sus propiedades a esta exigencia elevada por la Junta de Andalucía.

El responsable de Patrimonio de la diócesis, David Gutiérrez, informa que ya se está procediendo a habilitar esos cuatro días al mes en los que la entrada a los referidos templos es libre. Y en base a ello, puntualiza previamente que no todas las iglesias BIC o intervenidas en alguna ocasión gracias a la ayuda de la administración autonómica exige un precio a los que las quieran visitar. De hecho, en Cádiz capital son varias las iglesias declaradas de Interés Cultural o con participación de la Junta en rehabilitaciones (Santa Cruz, La Pastora, el Carmen, San Lorenzo, Santo Domingo, la capilla de Hospital de Mujeres o San José, por ejemplo) en las que no hay establecida ninguna tarifa económica para las visitas.

Este proceso de adaptación a la Ley de Patrimonio y a la exigencia de la administración autonómica afecta a más de una veintena de inmuebles del Obispado de Cádiz y Ceuta, repartidos en toda la diócesis. En el caso de Cádiz capital, los edificios afectados por esta normativa –la Catedral, donde los gaditanos no tienen que abonar ninguna cantidad sea cual sea el día y la hora que quieran acceder a su interior; el oratorio de la Santa Cueva y, desde principios de este año, el Oratorio de San Felipe Neri– ya disponen de esos cuatro días al mes en los que la entrada es libre. Y a ello se suma también la reducción del precio establecido para diferentes colectivos sociales (las personas desempleadas, los jóvenes de 11 y 18 años y los pensionistas, que sólo abonan el 50% de la tarifa; o los niños de hasta 10 años, que no abonan nada), al menos en el caso del Oratorio.

Además, desde Patrimonio del Obispado se recuerda que en aquellos templos donde hay establecida una tarifa para su acceso, la recaudación se destina íntegramente a realizar intervenciones de rehabilitación, conservación y mejora del edificio y de los bienes que se encuentran allí; y, en algunos casos, se recuerda también que ello conlleva la creación de puestos de trabajo para la seguridad, limpieza y puesta a punto para esas visitas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s