“Hay profesores que se sienten acosados dentro del claustro”

P-M Durio. / Diario de CádizINICIO

  • La profesora Fátima Varela lamenta la ‘persecución’ que muchas veces tiene su profesión y su asignatura

La de Religión es la asignatura más comprometida de toda la formación escolar. Su mera presencia en los planes de estudio y sus contenidos son periódicamente objeto de debates políticos, educativos y también religiosos. Pero posiblemente quienes peor lleven todo este asunto sean aquellos profesores que imparten la asignatura.

Una profesora de Religión de San Fernando, Fátima Varela (que además es presidenta del comité de profesores de Religión de Primaria), indica que el sentimiento generalizado de los profesores de Religión “es que sienten acosados, dejados de la mano e incluso atacados dentro del claustro”. “Eso no es lógico. Religión es una asignatura que forma parte del currículum escolar; nosotros tenemos que presentar los mismos documentos que cualquier profesor, dentro del Séneca la asignatura es evaluable como el resto…”, añade Fátima, que también recuerda el nivel de formación del profesor de Religión. “Somos de nivel universitario, incluso con niveles superiores a la labor que desempeñamos”, comenta, entendiendo que la gente “tiene que cambiar el chip con el profesor de Religión; somos universitarios con capacidad suficiente, y muchas veces por encima de la que se exige, que hacemos un trabajo reconocido y que no hacemos daño a nadie”, proclama. Es más, esta profesora destaca la intensa labor de formación que llevan a cabo los propios profesores a lo largo del curso. “No hay una asignatura que pase un censo como la nuestra, y tenemos que actualizarnos para estar a la última”, comenta al respecto.

A pesar de esta defensa y de los malos momentos que en no pocas ocasiones dice que atraviesan los profesores de Religión, Fátima Varela sí quiere destacar que su profesión está ahora mucho mejor que “cuando empezamos hará veinte años”. Los contratos, que no llegarían hasta 1999, “han dado un respaldo jurídico mayor: ya estamos cobrando, tenemos una vida laboral, tenemos una plaza fija… Eso te da tranquilidad y seguridad. Ya hay un estamento público que valora mi trabajo; antes solo velaba por mí el Obispado”. Y a ello se suma, desde hace un año, la creación del comité, “que nos da todavía más seguridad como trabajadores”.

En relación al Obispado, Fátima Varela quiere destacar que es “inmejorable”. “Yo siempre que llamo a Isabel (López, directora del Secretariado Diocesano de Enseñanza) la encuentro y eso es una cosa importante. Te sientes apoyado”, destaca esta profesora y presidenta del comité de profesores de Religión de Primaria, quien no obstante puntualiza que el Secretariado de Enseñanza “hace su labor y nosotros la nuestra”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s