La Virgen de la Luz de Tarifa recibe su corona ante la devoción popular

Y.G.T. / Europa Sur

INICIO

El obispo, Rafael Zornoza, impone la corona a la patrona de Tarifa.

El obispo, Rafael Zornoza, impone la corona a la patrona de Tarifa.

  • El obispo de Cádiz dirige la ceremonia religiosa y es el encargado de coronar a la patrona y alcaldesa perpetua
  • Unas 3.000 personas asisten al acto litúrgico celebrado en la Alameda

Día grande en Tarifa. Unas 3.000 personas asistieron ayer al rito litúrgico más esperado de los últimos meses, la coronación canónica de la Virgen de la Luz, patrona del municipio.

El acto central de advocación mariana con la imposición de la corona se desarrolló en la céntrica Alameda, acotado por la comisión organizadora y repleto de público que ocupó mucho antes de la hora prevista las más de 800 sillas instaladas para la ocasión. Autoridades políticas como el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, el presidente de la Mancomunidad, Diego González de la Torre, y el alcalde de Los Barrios, Jorge Romero, acompañaron al alcalde de Tarifa, Juan Andrés Gil, y a la Corporación municipal. También asistieron representantes de hermandades de Algeciras, Los Barrios, La Línea, San Roque, Zahara de los Atunes, Barbate, Ceuta, Vejer o Sevilla y autoridades militares como el Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Marcial Vázquez.

El obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, y 30 sacerdotes entre ellos el párroco de San Mateo, Pedro Durán, dirigieron la ceremonia que se desarrolló con gran silencio y respeto en un marco incomparable, la recreación de la fachada del santuario de la Virgen de la Luz.

El obispo resaltó la devoción y la relación de la patrona de Tarifa con el pueblo. “A la Virgen de la Luz la hizo reina el mismo Dios cuando hizo reina a María. La realeza es inseparable de su hijo y de la fe de la iglesia”, señaló Rafael Zornoza en su homilía, quien señaló también que esta corona es de espinas y se convierte en una corona de gloria.

Así mismo, añadió que es un reinado para servir y son muchos los fieles y peregrinos que experimentan su amor cuando se acercan a los pies de la Virgen a implorarle y reciben consuelo y amor. En su mensaje, el obispo de Cádiz trasladó la importancia de la renovación de la fe y la caridad. “Esta misión de la iglesia es la que espera la Virgen de sus hijos y se compromete a cambio a que alcancen la gracia de Dios”, añadió. Finalmente, habló de la importancia de la ” auténtica fraternidad” para un mundo egoísta. “Que seamos testigos de la luz y la reina de Tarifa nos aparte de la confusión y la corrupción”, apostilló.

La homilía continuó salpicada de los cánticos en directo de la Coral de Tarifa que dirigida por Fermín Franco, interpretó cerca de 14 piezas. Entre otra, un himno expresamente compuesto para la ocasión.

A continuación, el hermano mayor de la Hermandad de la Virgen de la Luz, Alfonso Pacheco, ofreció al obispo las coronas de la patrona y el niño Jesús para su bendición. Tras ello, fueron colocadas por el propio obispo.

Tras la misa, Juan Andrés Gil consideró el acto de ayer como el más importante desde que la Virgen fue proclamada patrona en 1.340. El primer edil imploró a la Virgen Coronada “luz para superar la crisis económica y social, traer la esperanza a los parados y desahuciados”. También Pacheco y el párroco de San Mateo, Pedro Duran, aludieron a la Casa Real y su aceptación del Padrinazgo de Honor. En este sentido, el asesor de la Comisión Organizadora, Juan Antonio Patrón, leyó seguidamente a las credenciales remitidas por la Casa Real en la que acepta el título de Hermano Mayor Honorario de la Hermandad de la Luz.

Para la hermandad “es una distinción que muy pocas imágenes pueden gozar y que, sin duda, servirá para dar mayor realce a una ceremonia en la que la Iglesia concederá a la patrona de Tarifa la mayor distinción que puede otorgar a una imagen”.

La vinculación de la Pontificia y Real Congregación de la Virgen de la Luz con la Casa del Rey se remonta a mediados del siglo XIX, cuando Isabel II, a quien la tradición mantiene que su devoción por la Virgen patrona de Tarifa le fue transmitida por una dama de su corte, la tarifeña María Antonia Toledo y Parra, se encomendó a María Santísima de la Luz para que le permitiera engendrar un hijo varón. La Reina regaló entonces un hermoso manto bordado y toca para la imagen de la Virgen y, en agradecimiento, la hermandad decidió nombrar a la Reina, protectora y hermana mayor honoraria en junio de 1857. Así fue y ese mismo año dio a luz a un niño, el que sería rey de España Alfonso XII.

Al tener noticia del fallecimiento de Isabel II, la hermandad acordó en 1904 elevar al Rey Alfonso XIII su ferviente deseo de que se dignase a suceder en el cargo de hermano mayor honorario a su augusta abuela, cargo que aceptó.

Tras la ceremonia religiosa le siguió un desfile en procesión de la Patrona ya coronada. Antes fue trasladado en parihuelas el Cristo del Consuelo, que presidió la Coronación Canónica de la Virgen en el escenario al ser el Crucificado más antiguo de Tarifa, ya que data del siglo XVI.

Los actos organizados con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen de la Luz continuarán esta semana. Así, para el martes se ha previsto el traslado de la patrona al puerto pesquero donde se celebrará una misa, a partir de las 18:00 horas. El jueves se realizará el mismo acto en el cementerio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s