La intervención en las cubiertas de la Catedral de Cádiz, pendiente de la retirada de la iluminación exterior

Europa Press

INICIO

  • Cuentan con un presupuesto de más de 70.000 euros. 

La intervención de mantenimiento en las cubiertas de la Catedral de Cádiz está pendiente de que el Ayuntamiento retire la instalación de iluminación exterior de las cubiertas, que tienen una extensión superior a 3.000 metros cuadrados. Así lo asegura el deán del Cabildo Catedral, Guillermo Domínguez Leonsegui, que confirma que las licencias y permisos pertinentes para realizar la intervención están concedidos.

En declaraciones a Europa Press, Domínguez Leonsegui aclara que el promotor de las obras es el Cabildo Catedral y que la instalación de iluminación exterior de las cubiertas “hace años que no funciona, y está todo el material convertido en chatarra; se encuentra inoperativa, corroída por el salitre e irrecuperable”.

La empresa que realice los trabajos de mantenimiento, que cuentan con un presupuesto de algo más de 70.000 euros, será Canteros Artesanos Almenara, especializada en rehabilitación de patrimonio histórico artístico, restauración de edificios de valor arquitectónico, tratamiento y revestimiento de fachadas y elaboración de sillería de piedra. Domínguez Leonsegui destaca que esta es una empresa “que ya ha trabajado otras veces en la Catedral de Cádiz y conoce por experiencia los entresijos del templo”.

Domínguez Leonsegui señala que “desde el Cabildo Catedral hubiéramos querido que estuviese ya hecha, pero los trámites no lo han permitido así”, destacando que la intención es que la intervención “pueda estar realizada en el menor tiempo posible”.

La intervención, según indica el arquitecto que ha trabajado en distintas actuaciones de la Catedral de Cádiz en los últimos años, Juan José Jiménez Mata, consistirá en limpiar las cubiertas, eliminar la vegetación que ha crecido y aplicar herbicidas para que esta vegetación no vuelva a aparecer.

Además, se sujetarán y fijarán losas y baldosas que estén sueltas, sustituyéndose las que estén rotas. Con morteros de cal se repondrá cada pretil que presente desconchones, y sobre todo el pavimento se dará “una impermeabilización tradicional, a base de tres manos de cal y aceite, que es como se ha hecho siempre”.

A estos trabajos se une la limpieza de sumideros por donde se evacuan las aguas pluviales y la colocación de aliviaderos con el objetivo de que no se encharque la cubierta. Jiménez Mata señala que estas obras de mantenimiento “convendría que se hicieran en la Catedral cada tres o cuatro años para que funcionara todo mejor, pero hace más de diez años que no se acometen”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s