Salvador Rivera: “el sacerdote tiene un papel fundamental en las cofradías”

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz
INICIO

  • Hace unos meses inició esta responsabilidad, desde la que aboga por una mejor formación para los cofrades y un auténtico sentido de hermandad
Salvador Rivera, director espiritual del Consejo de HHCC de Cádz

Salvador Rivera, director espiritual del Consejo de HHCC de Cádiz

Ya tuvo una anterior etapa al frente de la dirección espiritual del Consejo, a la que regresó hace unos meses. Desde esa posición observa los conflictos y polémicas que rodean actualmente al mundo de las hermandades, defendiendo el papel de los sacerdotes dentro de estas asociaciones de fieles.

En su despacho de la parroquia de San José, el también párroco de este templo, Salvador Rivera, hace un alto en el trabajo cuaresmal para hablar de cofradías.

-Director espiritual del Consejo. ¿Qué tal lleva esa responsabilidad? 

-Bien. Ya tengo la experiencia anterior en Cádiz y también de San Fernando, donde he estado por lo menos catorce años como director espiritual del Consejo de allí. No me resulta nuevo, por tanto. Ya es algo familiar para mí.

-¿Cuál es su labor, en concreto? 

-La labor del director espiritual es, como su nombre indica, encauzar todo lo relacionado con la vida espiritual de las hermandades. Aunque todas tienen su director espiritual, sí es necesario para todas las cosas que sean comunes, como el vía crucis de la pasada semana o la celebración penitencial de este lunes. Luego, si hay algún problema de algún tipo que se pueda encauzar, también.

-Fue directamente propuesto por el obispo, ¿qué le dice eso? 

-Bueno, al obispo esta vez se le presentó una terna, como bien sabe todo el mundo. Algo que ha sido así ahora, antes no se actuaba de esta forma. Y de los tres que se le presentó me ha nombrado a mí. Y yo acepté lo que el obispo me propuso.

-De lo que ha podido ver y tratar hasta ahora, ¿cómo diría que está en estos momentos el mundo de las hermandades? 

-En general no está mal. Quizá habría que profundizar más en la formación, porque la caridad sí creo que está bien enfocada, se está haciendo una labor muy importante en este área. Yo creo que si se profundiza en la formación, muchas de las cosas que surgen se solucionarían de otra manera.

-¿Y qué le dicen al director espiritual del Consejo esas polémicas de ahora que están acabando con juntas de gobierno en el juzgado, con denuncias entre cofrades y con candidatos que recurren a notarios y otros episodios polémicos? 

-Yo creo que como cristianos que somos, tenemos otras instancias para solucionar nuestras diferencias. El propio San Pablo dice que lo que surja entre cristianos lo solucionemos nosotros mismos. Sí tengo que decir que estas diferencias surgen como grupos humanos que somos, pero quizá habría que buscar fórmulas para solucionarlo entre nosotros, sin que salga al exterior. Con lo que está ocurriendo ahora no damos el testimonio que tendríamos que dar. Además, creo que nosotros tenemos medios suficientes para arreglar estos conflictos.

-¿Deben los directores espirituales hacer más con todo esto? 

-La labor del director espiritual es fundamental. Como asociación pública de fieles que somos, no podemos perder de vista la labor mediadora y conciliadora del director espiritual, que no puede dejar tampoco en un segundo plano su labor, a la vez que los miembros de una junta tienen que saber escuchar la voz del director espiritual, aunque a veces diga lo que no queremos oír. Entre todos, debemos procurar que brille el Evangelio. Si no, podemos caer en que esto no se parezca en nada a una hermandad. Y el director espiritual tiene ahí una gran misión.

-¿Cómo ve entonces el papel del sacerdote dentro de las cofradías? 

-Como asociaciones de fieles, el sacerdote tiene un papel y una misión fundamental, que es iluminar con la palabra de Dios la vida de la hermandad. Ante la celebración de unos cultos, de un programa de formación o de otras muchas cosas, el sacerdote tiene una misión importantísima.

-Ha estado usted en San Fernando y ahora en Cádiz. ¿Ve muchas diferencias entre las cofradías de ambas localidades? 

-San Fernando tiene una gran vida cofrade y el número de cofradías es muy alto. Pero realmente no hay diferencias, en cuanto a la vida de hermandad y de fe. No veo grandes diferencias, pero el mundo de las hermandades sí tiene un gran peso en la ciudad de San Fernando.

-¿Qué espera de las cofradías de Cádiz en esta su primera Cuaresma como director espiritual del Consejo? 

-Espero que realmente mostremos ese espíritu al que nos invita el Papa, que nos habla de ese Jesús que se hizo pobre para enriquecernos, junto a la importancia de unos cultos bien preparados y bien celebrados para que la palabra nos convierta. Si conseguimos eso en estos cuarenta días, creo que la cosa cambiaría. Que los valores de la Cuaresma se den de verdad en nuestra vida de hermandad.

-¿Y cuáles son sus objetivos o deseos para el período en que dirija espiritualmente el Consejo? 

-¿Objetivos? Para mí sería muy importante que la formación fuera más intensa a nivel de Consejo, al margen de lo que haga cada hermandad. En este sentido me gustaría que se consiguiera crear una escuela de formación o algo similar, que por cierto ya hubo en otra época y funcionó muy bien. E intentar que cada día se viva más con espíritu de hermandad, evitando todo tipo de protagonismos y procurando que solo brille el amor a los titulares.

Anuncios

Un pensamiento en “Salvador Rivera: “el sacerdote tiene un papel fundamental en las cofradías”

  1. Nuestros mejores deseos Padre Salvador para el dasarroyo de esa labor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s