San Antonio necesita una fuerte inversión para acometer obras

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz

INICIO

  • La actuación más urgente es la de la nave principal, valorada en 150.000 euros Si no se consiguen los fondos, habría que cerrar

Ha llegado la hora de actuar en la iglesia de San Antonio. El estado de conservación del templo ha ido empeorando con el paso de los tiempos y ante la ausencia de ayudas de administraciones o instituciones debido a la situación actual, la parroquia se ha decidido a acometer las necesarias obras de rehabilitación por su cuenta.

Dos son las patologías principales que se han detectado en la iglesia. La primera y más preocupante está en la nave principal, que se está abriendo por la mitad. Y en segundo lugar, la portada de piedra del siglo XVIII se está deshaciendo.

El ritmo progresivo de deterioro en ambas zonas ha llevado a la parroquia a actuar con una relativa urgencia. Y es que aunque a día de hoy el templo no corre peligro alguno, el párroco (Óscar González Esparragosa) sí reconoce que si en los próximos meses no se consigue que comiencen las obras, habría que plantear el cierre de manera indefinida de la iglesia.

Para acometer los trabajos de rehabilitación, la parroquia ha puesto en marcha una campaña de captación de colaboradores, que tendrían que comprometerse a abonar una determinada cantidad económica. González Esparragosa seguirá, por tanto, la misma fórmula que de manera exitosa puso en marcha en su día cuando era párroco de San José. “Lo que pasa es que la feligresía de San Antonio es diez veces más pequeña que la de San José”, precisa el párroco.

El presupuesto inicialmente previsto para las dos principales actuaciones superarían los 200.000 euros. No obstante, la principal urgencia se limitaría en una primera fase a reparar la grieta de la nave principal, lo cual supondrá una inversión de más de 150.000 euros.

Esta cantidad es la que se solicitaría a una entidad bancaria, abonando durante un período de ocho años el correspondiente préstamo. Para ello, el párroco ha estimado que se necesitan un mínimo de mil euros mensuales de ingresos (provinientes todos de las aportaciones voluntarias que realicen los files) para poder afrontar ese préstamo. “Haría falta, por ejemplo, que cien personas abonaran 10 euros mensuales durante ocho años para poder hacer frente a la obra”, expone el párroco.

Posteriormente habría que acometer la intervención en la portada, “una de las más destacadas en piedra yo diría que en Andalucía”, donde se procedería a una limpieza general y a la aplicación de unas fórmulas dirigidas a frenar el deterioro que está experimentando actualmente. Estas obras se han valorado inicialmente en unos 60.000 euros.

Si esta búsqueda de fondos entre los propios feligreses de la parroquia y de ciudadanos que quieran colaborar en la conservación de este bien patrimonial de la ciudad resulta conforme a lo previsto, la iglesia tendría que cerrar sus puertas entre cuatro y seis meses para realizar las obras en la nave principal. “Lo ideal es que pudiéramos hacer las obras en la época de verano”, señala González Esparragosa, que insiste en que por ahora no hay riesgo alguno en el interior del templo, “que se está controlando permanentemente”. No obstante, y aunque no se quiere crear una alarma innecesaria, se prevé que si las obras no pudieran iniciarse este año habría que plantear el cierre indefinido de San Antonio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s