Cáritas sigue aumentando su acción en la diócesis de manera preocupante

P-M. D. / Diario de Cádiz

INICIO

  • La institución mantiene la línea ascendente de personas atendidas y de partidas económicas destinadas a sus programas
  • La atención primaria a familias sigue siendo la principal necesidad

La tendencia mantiene una preocupante cuesta arriba desde que comenzara la crisis. La acción de Cáritas en la diócesis parece no tocar techo y los últimos datos aportados, correspondientes a la labor realizada a lo largo del año 2013, reflejan otro aumento respecto a los datos de ejercicios anteriores. La institución religiosa ha dado a conocer los datos con motivo de la campaña del Día de la Caridad que se celebra el próximo domingo, coincidiendo con el Corpus. Y en cifras totales, se recoge que Cáritas atendió a alrededor de 34.728 personas en la diócesis, para lo que destinó 2.376.331 euros. 

La principal acción de Cáritas en la diócesis sigue siendo la atención primaria a personas y familias, que suele realizarse en las propias parroquias. Más de la mitad de los fondos empleados en 2013 (1.251.989 euros, en concreto) se destinaron a esta atención primaria, aumentando la cifra en casi medio millón de euros con respecto al año anterior. El resto de acciones son la atención a colectivos vulnerables (mayores, mujeres y niños, entre otros) y a personas sin hogar -a los que se destinaron 525.568 euros- y a la mejora de la empleabilidad -281.441 euros-.

Las personas que requieren atención de Cáritas sigue también en aumento (alrededor de 2.000 personas más que en 2012). Un claro ejemplo son los Sin Techo, que se han incrementado exactamente en doscientas en la comparación de los dos últimos años.

De todo ello ha establecido también Cáritas un perfil sociodemográfico. Y éste responde “a personas de nacionalidad española, en su mayoría mujeres, en edad de trabajar, con mayor presencia entre las edades de 34 a 54 años”, explican desde la organización religiosa.

Sí destaca Cáritas el cambio de perfil que se percibe en la situación respecto al empleo. “A los desempleados de larga duración se le han sumado personas con pérdida del empleo reciente (entre uno y dos años y períodos inferiores a un año)”, explican, añadiendo que se está atendiendo a los que ellos denominan “trabajadores pobres” (personas ocupadas con diversos tipos de contratos a jornada parcial o temporales).

En cuanto a las familias, se expone que habitualmente se atienden a parejas con hijos y familias monomarentales con hijos. En este sentido, llama la atención Cáritas sobre la “cronificación de la pobreza”, que viene ocasionada por el alargamiento de la crisis y que está provocando que la situación de pobreza de estas familias atendidas sea cada vez más intensa.

Otro dato que destaca la institución diocesana es que la alimentación, la vivienda y el empleo siguen siendo, por ese mismo orden, las ayudas que más se demandan, recibiendo estas personas principalmente ayuda en forma de especies y económicas (al ser las necesidades más urgentes).

Al margen de esta labor de atención a personas desfavorecidas, también se emplearon un total de 97.389 euros (un 4% del total de los recursos) a la colaboración con los países del sur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s