"El cuadro de El Greco de Cádiz puede ser precursor del tenebrismo"

Melchor Mateo / Diario de Cádiz
INICIO

IMG_1072.PNG

Gregorio Marañón, presidente de la Fundación El Greco 2014, afirma que la obra del Obispado “ha sido un gran descubrimiento”

El cuadro La visión de San Francisco de El Greco, que pertenece al Obispado de Cádiz, ya se encuentra colgado en el Museo de Santa Cruz de Toledo, donde participará en la gran exposición El Greco: Arte y Oficio, que se enmarca dentro del programa del cuarto centenario de la muerte del pintor cretense.

Esta obra está expuesta permanentemente en la capilla del Carmen en la sede del Obispado en Hospital de Mujeres y salió el martes para Toledo para la muestra que se celebrará entre el 8 de septiembre y el 9 de diciembre.

El presidente de la Fundación El Greco 2014, Gregorio Marañón Bertrán de Lis, señaló ayer a Diario de Cádiz que este cuadro “en cierto modo ha sido un descubrimiento pues muy raramente ha salido de Cádiz desde el siglo XVIII”. Su importancia es tanta que “algunos expertos califican a esta obra como precursora del movimiento pictórico del tenebrismo porque a diferencia de otras composiciones, el paisaje está totalmente diluido y es monocromo con iluminación nocturna”.

Marañón explica que “la decisión de contar con este cuadro se produjo de manera tardía pues no entraba de los planes iniciales de la exposición”.

La que dio con él fue la comisaria de la exposición, Leticia Ruiz, que también es jefa del Departamento de Pintura Española del Museo del Prado. Esta llamó a Marañón diciéndole que había visto un cuadro en Cádiz “que había que hacer lo imposible para que fuera a Toledo, pero a la vez me avisó que había algunas dificultades para que se autorizase la cesión”.

El presidente de la Fundación El Greco 2014 relata que inmediatamente llamó al obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, al que conocía personalmente de cuando estuvo en Madrid y le hizo la propuesta: “El obispo me dijo que estaba encantado pero también que el traslado tenía que aprobarlo la Junta de Andalucía. De todas formas le preocupaba la polémica que se había creado infundadamente sobre una supuesta salida definitiva del cuadro de la ciudad”. Marañón afirma rotundamente que “esto nunca estuvo planteado” y que le asombra “la fabulación creada al respecto”.

Debido a que no se podía esperar mucho tiempo porque la exposición se inaugura en septiembre de 2014, “al final resultó convencido y dio todas las facilidades para su préstamo que quiero agradecer públicamente. A partir de ahí ya sólo quedaba el permiso de la Junta”. Gregorio Marañón se puso entonces en contacto con el consejero de Cultura, Luciano Alonso, que valorando “altamente” el programa de la conmemoración, que conocía bien por el préstamos del Museo de Bellas Artes de Sevilla, también aprobó decididamente la presencia del cuadro en la exposición de Toledo.

Marañón asegura que Leticia Ruiz “se entusiasmó desde el primer momento que vio el cuadro considerándolo una de las mejores obras de El Greco”.

El presidente de la Fundación explica que lo que ofreció Ruiz es lo que se ha hecho con otros cuadros de El Greco, es decir, “el Museo del Prado, que tiene el mejor taller de restauración de El Greco que existe y que es una verdadera referencia nacional e internacional, lo restauraba de manera gratuita y lo único que piden a cambio es una cesión durante un mes para poderlo exponer como muestra del trabajo que se hace en el taller”. Sin embargo, finalmente los técnicos han visto que está en buen estado y finalmente sólo va a viajar al Museo del Prado para realizar un estudio técnico de la obra “que puede ser muy útil para una futura restauración”.

En la exposición de El Greco: Arte y Oficio, el cuadro perteneciente al Obispado va a coincidir con otras tres obras de la misma temática: una de Monforte de Lemos, que es el primero que pintó; otro que está en el Museo del Prado en la que ya participó el taller de El Greco; y una tercera del Museo de Santa Cruz de Toledo, que es de un seguidor del pintor cretense: “La composición del cuadro la obtuvo El Greco de una pequeña estampa del cherubino Alberti, que siguió un modelo de Tiziano”, aseguró Gregorio Marañón.

Marañón anima a los gaditanos a que visiten el cuadro en Toledo “con el orgullo de verlo entre las grandes obras del pintor y de comprobar la puesta en valor de su cuadro al participar de manera destacada en la conmemoración del IV centenario de la muerte de El Greco”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s