Las cáritas parroquiales del centro de Cádiz estudian crear un economato social

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz

INICIO

Imagen de archivo de un economato social que Cáritas abrió en Córdoba hace unos años. /O. Barrionuevo

Imagen de archivo de un economato social que Cáritas abrió en Córdoba hace unos años. /O. Barrionuevo

  • Obtener un local apropiado es ahora el objetivo central, para prestar una mejor atención a los necesitados.

Los grupos de cáritas de las parroquias del casco histórico están estudiando la posibilidad de unir sus fuerzas para poner en funcionamiento un economato social desde el que atender a las familias que periódicamente reciben alimentos y otros productos para la higiene o para bebés. El espectacular incremento del número de familias que son atendidas cada semana o cada mes en las parroquias de toda la ciudad -y que sigue creciendo- está desbordando la atención de los voluntarios de Cáritas, lo que ha motivado este planteamiento de crear un economato social.

Básicamente, este economato consistiría en habilitar una especie de supermercado al que podrían acceder las familias derivadas por Cáritas para realizar sus compras, en función del sistema de organización que se estableciera (que podría ser bien mediante el reparto de vales, mediante la subvención de un porcentaje de los productos que se exponen en el economato, o a través de alguna especie de tarjeta o similares).

De esta forma, desde Cáritas se estima en primer lugar que se facilitaría una mejor atención a las familias necesitadas que acuden a las parroquias del casco histórico, en segundo lugar que se ampliaría la oferta de productos disponibles para llenar las despensas de esos hogares con dificultades económicas, incluyendo géneros hasta ahora ausentes como productos para la limpieza de la ropa o del hogar, entre muchos otros; y en tercer lugar se mejoraría la propia organización de las cáritas para el proceso de recolectar alimentos, organizar los lotes para los repartos y proceder a la entrega a las familias.

Con la puesta en marcha de este economato social, las personas que necesitan esta ayuda de Cáritas dispondrían de mayor libertad horaria para acudir por los productos, y además contarían con una cantidad económica periódica (habitualmente mensual) para emplearla como mejor lo deseen, con lo que ganarían cierta independencia a la hora de seleccionar los alimentos que llevar a casa. En este sentido, algunos ejemplos precedentes que existen en otras localidades destacan que este tipo de proyectos contribuye también a fomentar la gestión de los gastos domésticos, algo precisamente en lo que Cáritas está insistiendo en los últimos años mediante cursos que aplica a las personas que atiende para ayudarles a organizar mejor los escasos recursos de que pueden disponer.

Con este objetivo, por tanto, de crear y poner en marcha un economato social, las cáritas parroquiales de intramuros están ahora buscando un local apropiado en el centro de la ciudad desde el que poder desarrollar esta importante atención. Actualmente, la obtención del local oportuno es el principal obstáculo que tiene que afrontar Cáritas para poner en marcha el economato.

La necesidad de alquilar un local y, por tanto, destinar mensualmente una cantidad económica sólo para disponer del sitio, no es fácil. Además, los precios del mercado unido a la cantidad de metros cuadradados que requiere una actividad así de la que se beneficiarán cientos de familias complica aún más la situación.

Pese a ello, desde las distintas cáritas que participarán en este proyecto se está intentando localizar una opción que sea idónea y, sobre todo, factible.

Una vez se cuente con el local, los siguientes pasos serán condicionarlo para el servicio que va a prestar -para lo que necesitará estanterías en las que exponer los productos, cajas registradoras, un almacén para recibir los pedidos, carros, cestas y otros elementos propios de este tipo de establecimientos- y organizar al grupo de voluntarios que procedentes de las distintas cáritas parroquiales se encarguen del mantenimiento y funcionamiento del economato: limpieza, atención a las personas que acudan a realizar las compras, almacén, reposición de los productos que se vayan acabando, o la propia apertura en el horario y días establecidos del local, entre otras labores que atender de este proyecto que está en estudio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s