Salta la alarma en algunas parroquias de Cádiz

P-M. DURIO / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Una de las recogidas de alimentos en un supermercado que se han realizado en la ciudad.

Una de las recogidas de alimentos en un supermercado que se han realizado en la ciudad.

  • Las cáritas apenas tienen recursos para seguir afrontando el reparto de alimentos a las familias.

En los pasillos de algunas parroquias y en las habitaciones donde los grupos de cáritas atienden a las familias de cada feligresía que reclaman ayuda no se ven los indicios de recuperación por ningún lado. Mucho más allá de eso, la necesidad de atenciones sigue aumentando semana tras semana, mes tras mes. La situación se hace cada vez más difícil, necesitando de más voluntarios, más horas de trabajo y una organización distinta para procurar la mayor atención posible a los que llaman a la puerta como penúltimo recurso al que aferrarse para seguir adelante en su día a día.

Para colmo, la situación en las cáritas, como en tantas otras asociaciones volcadas en la ayuda a los demás, se ha agravado tras los problemas del Banco de Alimentos al vaciar sus despensas por completo. La voz de alarma que en su día dio el Banco de Alimentos se traslada hoy, como si de un embudo se tratara, a las cáritas de las parroquias, donde cada vez es más complicado hacer frente al reparto de alimentos por la escasez de bienes.

Sin ir más lejos, la parroquia del Carmen lanzaba hace unos días una petición de ayuda a los feligreses y a los cofrades que allí radican ante la total ausencia de leche, uno de los productos más importantes en el reparto semanal. Ante esta situación, la hermandad de Carmen ha lanzado una campaña con carácter urgente solicitando la donación de leche o, en su defecto, de donativos económicos para adquirirla. Con tal fin, el próximo sábado se dispondrá una cesta a los pies del altar mayor para que los que quieran colaborar entreguen allí las donaciones.

En una tesitura similar, si no más grave, están en cáritas de La Palma. Como ya indicaba en este periódico hace unos días su responsable, María del Carmen Gámez, la ausencia de alimentos ha llevado a invertir en esta primera necesidad el donativo económico de 1.000 euros que la cofradía de La Palma entregó el pasado Lunes Santo con motivo de su salida procesional.

Ejemplos como esto se repiten, en mayor o menor medida, en las cáritas de las parroquias de la ciudad, que son las que atienden estas primeras necesidades de alimentos de los propios gaditanos. Para paliar la situación, en los últimos meses se han llevado a cabo actividades especiales, como la recogida de alimentos que organizó el Consejo de Hermandades tras el llamamiento del Banco de Alimentos, entregándose las donaciones en muchos casos a las propias cáritas (beneficiarias, en cualquier caso, de los repartos que realiza el Banco de Alimentos), además de las habituales aportaciones que colectivos o particulares realizan a estos grupos parroquiales que urgen ayuda en estos momentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s