El cura y el sacristán más famosos de la televisión

R.  Máiquez / Europa Sur / La Línea

INICIO

Carlos Pérez (izquierda) y José Manuel Fernández, en un banco de la parroquia de la Inmaculada. Foto: Europa Sur

Carlos Pérez (izquierda) y José Manuel Fernández, en un banco de la parroquia de la Inmaculada. Foto: Europa Sur

  • Carlos Pérez, párroco de la Inmaculada, y José Manuel Fernández dejaron huella en el concurso de sevillanas ‘Yo soy del Sur’, que grabará en La Línea una misa cantada por Pepe el Marismeño.

El padre Carlos Pérez y José Manuel Fernández Josele se han convertido en el párroco y el sacristán más famosos de Andalucía tras su aparición en el concurso Yo soy del Sur. La historia se fraguó cuando Josele fue a Sevilla para participar en el casting del programa de Canal Sur Televisión y contó al director de la prueba que pudo ir porque el cura le había prestado el coche. Ese fue el momento en el que el programa se interesó por el padre Carlos, que acudió, ante la insistencia de una de las redactoras, al casting que tuvo lugar en Málaga, donde conectó con Pepe el Marismeño, que se comprometió a ir a la iglesia de la Inmaculada para cantar una misa.

“Desde que salimos en la tele no dejan tranquilo al padre Carlos. El domingo no podíamos comernos un secreto ibérico”, cuenta Josele Fernández, cuya participación en el casting propició la participación del sacerdote, natural de Los Barrios, en el concurso. “Esto empieza porque yo me apunto y paso un primer casting telefónico. En el segundo casting, ya de voz, el director de la prueba me corta y me pregunta si estoy dispuesto a ir 13 fines de semana a Sevilla y le dije que sí, pero que tenía que pedirle permiso al cura. Este hombre se quedó extrañado y me preguntó, y le expliqué que yo soy el sacristán de la iglesia mayor de mi pueblo y que el cura me había dejado el coche para ir. Me preguntó si él sabía cantar y le dije que cantaba y tocaba la guitarra. Me pidió el teléfono y lo llamaron. Contactaron con él y lo convencieron para que se presentara. El padre Carlos no pasó el casting pero dejó una gran huella, cayó de escándalo”, explica Josele Fernández.

“En el casting temblé como un niño chico. Fui sobre todo por la insistencia de María José, redactora del programa. Después de intentar cantar, porque con los nervios no salía ni la voz, ni el tono, tenía la boca seca. Me dieron una botella de agua, que es lo que sale en la tele, e intenté cantar. Me salió fatal, nos empezamos a reír, me dijeron que no podía pasar el casting y dije que no quería pasarlo porque no podía ir tantos fines de semana al programa. Fue entonces cuando Pepe el Marismeño dijo que iba a venir a cantar misa a la parroquia y después de eso me llamaron para estar en el primer programa y darle una sorpresa a Pepe”, cuenta Carlos Pérez Jiménez.

El párroco de la Inmaculada destaca, sobre todo, su encuentro en el casting con Pepe el Marismeño en el casting, que cantará una misa en La Línea. “Me alegré mucho porque no me lo esperaba allí. Estuvo muy afable conmigo. Es una persona que admiro porque ha salido adelante tras haber estado muy mal, siempre lo he tenido muy presente. Además, el primer disco de sevillanas que me regalaron era de Los Marismeños, con la sevillana Almonteño déjame, y en mi pueblo [Los Barrios] el mote de mi familia es los mondeños y por cachondeo me recordaban esta canción. Ese fue el primer disco que me impactó porque entonces todavía no tenía mucha relación con la Virgen del Rocío. Cuando vi a Pepe allí me emocioné porque conocía su trayectoria, que ha luchado y lo ha conseguido”.

Tanto para Carlos como para Josele la experiencia en un plató de televisión fue muy emocionante. “Yo no sé ni como entré en el plató, que me guiaban todo el rato para que no pudiese verme Pepe. Fue un cúmulo de nervios y emociones, pero yo me lo pasé bomba. El equipo se portó genial conmigo”, explica Carlos. “A mí me pusieron en el público y me dijeron que participara. Me enfocaron mucho y hasta estaba tenso, pero se me pasaron las tres horas muy rápido”, relata Josele.

El padre Carlos confiesa que aún no ha asimilado su emocionante paso por el programa. “Ha sido algo que no podía imaginar porque yo jamás iba a presentarme a un casting, pero pudieron mucho interés. Yo no he buscado nada de esto, lo hice sobre todo para que La Línea salga en los medios no sólo por cosas malas. Ahora por la calle me paran y me preguntan, incluso mis alumnos en la Escuela de Magisterio”, indica el párroco, en estos días el más famoso de Andalucía.

Josele Fernández, por su parte, afirma que se presentará la próximo casting a pesar de no haber pasado el penúltimo. “Lo haré, sin duda. En la vida no puedes decir que ha llegado tu tope. Nunca hay que perder la ilusiones”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s