El convenio de cesión de San José en Puerto Real, sin cumplirse después de 27 años

C. PERDIGONES / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

iglesia sanjose

  • El Obispado cedió el edificio a cambio de tres parcelas de las que sólo se han entregado dos

El Centro Cultural Iglesia de San José, uno de los espacios escénicos de referencia en Puerto Real, aún es titularidad del Obispado de Cádiz y Ceuta. El Ayuntamiento no ha podido inscribir el edificio en el Registro de la Propiedad, aunque sí consta dentro de su catálogo de bienes inmuebles, ya que el convenio de cesión que se firmó con el Obispado en 1988 no se ha cumplido al completo.

Hace 27 años que el por entonces alcalde, José Antonio Barroso, y Antonio Dorado Soto, Obispo de Cádiz y Ceuta en ese momento, firmaron un convenio en virtud del cual el Ayuntamiento de Puerto Real debía ceder al Obispado un total de tres parcelas a cambio de la cesión al municipio por parte de la iglesia del antiguo templo de San José, Hoy, ese edificio es un Centro Cultural, conectado con el Centro de Interpretación de la Cultura, que se espera inaugurar en próximas fechas.

De estas tres parcelas sólo se han cedido dos. Una de ellas es la ubicada en la zona de la barriada de Ciudad Jardín, donde a principios de los 90 se construyó la parroquia bajo la advocación de la Virgen María Auxiliadora.

La segunda parcela se cedió casi diez años más tarde: el 27 de febrero de 1997, siendo entonces alcalde Antonio Carrión, en la barriada Río San Pedro. Allí se construyó la parroquia de San Pedro Apóstol. Durante la firma de cesión de esa segunda parcela se explicó que el principal y fundamental motivo de la demora en la cesión se había debido al desarrollo del programa de reurbanización que la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) ha llevado a efectos en esa barriada y que no culminó hasta el año 1994. La tercera parcela, que el convenio inicial marcaba en el polígono urbanístico III-A, quedó en el aire y nunca se llegó a entregar.

Ahora, el Ayuntamiento está manteniendo reuniones con una delegación del Obispado gaditano para articular la fórmula de cesión del terreno pendiente, así como el tamaño de la misma, que se ubicaría en el polígono IV-A, en la zona de El Almendral, cerca de donde se encuentra la Cámara de Comercio.

Aunque en todos estos años el Ayuntamiento ha trabajado en San José como su titular a todos los efectos, lo cierto es que el convenio no se ha cerrado. De no producirse la cesión antes de tres años, el Obispado de Cádiz y Ceuta podría denunciar un incumplimiento del convenio, firmado en 1988 con un plazo de cumplimiento de 30 años. El Centro Cultural San José volvería a manos de la Iglesia.

No obstante, desde el Ayuntamiento destacan la buena sintonía que existe en las negociaciones que se están realizando y esperan que todo quede cerrado y solucionado de manera definitiva en un plazo aproximado de seis meses.

La Iglesia de San José fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, en el año 1981, una vez que fue desacralizada.

El reloj de la parroquia gaditana de San José vuelve a estar en funcionamiento

P-M D. / Diario de Cádiz

INICIO

Foto: Julio González. Diario de Cádiz

Foto: Julio González. Diario de Cádiz

  • La parroquia de extramuros recupera el uso de esta máquina en su fachada y estudia ahora que vuelvan a marcar las horas.

Todo el que pase por la Avenida principal de la ciudad podrá encontrar en la fachada de la iglesia de San José la referencia horaria. La parroquia ha recuperado el funcionamiento del reloj, que desde la noche del martes vuelven a estar en hora.

Este proyecto se llevó a cabo el pasado año 2012, con motivo del 225 aniversario fundacional del templo de extramuros, uno de los pocos edificios históricos de esta zona de la ciudad, que además está catalogado como Bien de Interés Cultural. No obstante, un portavoz de la parroquia, José Luis Ibáñez, cuenta que por aquel entonces la reparación del reloj de San José quedó paralizada y no se llegó a terminar.

Finalmente, se ha optado por instalar una nueva maquinaria, adaptada además a los tiempos actuales, para poner en funcionamiento estos relojes que ya marcan con exactitud las horas. Por su parte, la maquinaria antigua que tenía el reloj de la fachada será ahora expuesta en los salones de la parroquia para contemplación del público.

Esa maquinaria que ha quedado ya en desuso era destacada por su antigüedad (se remonta a mediados del pasado siglo XX) así como por su composición, ya que según comprobaron en 2012 los maestros relojeros José Luis Pavón y José Martí, el reloj estaba compuesto de setecientas piezas que lo lograban poner en funcionamiento.

Además de exponer esta antigua maquinaria, la parroquia también está estudiando ahora la posibilidad de que el reloj marque las horas durante el día, como ocurría antiguamente pero también con un sistema que se adapte a los tiempos.

Y también en relación a la fachada, en San José siguen a la espera de poder contar con la iluminación artística que existía en su momento, y de la que aún se conservan los focos necesarios, lo cual se ha solicitado en varias ocasiones al Ayuntamiento.

El visitante de la Catedral podrá subir a la Torre del Reloj desde el 1 de agosto

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz

INICIO

torre del reloj

  • El Cabildo consigue al fin los permisos para abrir al público este atractivo turístico y cultural. Se crean dos nuevos puestos de trabajo.

La Catedral recupera una de sus torres para la visita al público. En esta ocasión, se trata de la torre opuesta a la que permaneció abierta hasta hace casi dos años -es decir, la torre de Levante o denominada por el Cabildo Torre del Reloj, la más cercana al Arco de la Rosa-; y además, tiene como ventaja que el visitante de la Catedral podrá acceder a ella con el mismo bono que le permite entrar en el primer templo de la diócesis y visitar también el museo catedralicio.

A partir del día 1 de agosto, el próximo sábado, ya estará abierto al público este nuevo atractivo turístico y cultural que suma la ciudad y que viene persiguiendo el Cabildo desde hace bastante tiempo. Primero con la intención de recuperar la Torre de Poniente, lo que le supuso un largo proceso judicial contra la empresa que tenía los derechos de gestión y explotación del monumento, que a finales de noviembre pasó de nuevo a manos de la Iglesia; y posteriormente con todo el proceso de obras y solicitud de permisos para poder abrir al público este monumento. Finalmente, el Cabildo Catedral goza de todas las bendiciones administrativas para que a partir del próximo sábado los visitantes puedan acceder a las vistas que ofrece esta Torre del Reloj.

Según ha informado el deán, Guillermo Domínguez Leonsegui, la visita estará incluida desde ese día en el mismo tiquet de ahora “y al mismo precio”. Es decir, que los canónigos son los que asumen el coste económico que tenga la apertura de este nuevo espacio catedralicio a las visitas. Y entre otras partidas, Domínguez Leonsegui cuenta que la plantilla de trabajadores “ha habido que ampliarla con dos personas más”, sumando en total nueve los trabajadores que prestan servicio a la Catedral, entre el templo, la Casa de la Contaduría y ahora la Torre del Reloj.

El deán indica que la apertura de esta torre se debe, además del mal estado en que en su día ya informó el Cabildo que se había encontrado la de Poniente, a las vistas que ofrece. Según técnicos y expertos, “las vistas son todavía mejores que desde la otra torre”, asegura Domínguez Leonsegui, que destaca las vistas del barrio de El Pópulo, del mar por el Campo del Sur y el Paseo Marítimo y del puerto de la ciudad.

Además de las vistas, el máximo responsable del Cabildo también destaca las obras de adecuación que se han realizado en la torre, que han servido para mejorar la seguridad (con barandas y con pantallas de metacrilato en todos los huecos de la subida y en la propia torre), la accesibilidad y la iluminación. Una importante inversión que también ha asumido en solitario el Cabildo.

Con la apertura de la torre, la Catedral amplía notablemente la oferta cultural y de ocio de la ciudad y sigue con su plan de mejora del servicio a los visitantes, bajo el asesoramiento de la empresa Artisplendore, especializada en la gestión de la visita turística a monumentos, museos y centros de interpretación. En esta línea, en los últimos meses se ha procedido a la implantación del sistema de audioguía, a la instalación de un nuevo mobiliario de recepción “similar al que se está instalando en otras catedrales” o se ha abierto también a las visitas el coro de la Seo, entre otras medidas a las que ahora se suma, desde el día 1, la apertura de la Torre del Reloj.